Después de las primeras cuatro vendimias (1997-2000), nos dimos cuenta de que debíamos preservar, extraer y proteger todo aquello que hará de Pintia un vino elegante dentro de la austeridad que nos confiere la región, es decir taninos finos arropados con aromas de fruta fresca y huir de sobre maduraciones y aromas licorosos. Esta es la filosofía que define Pintia.

Información en la Web de la Bodega.