El Reserva está bendecido por una de las mejores cosechas de la década. Color oscuro de noble estructura. Aromas profundos, complejos, que permiten percibir la calidad de su crianza, la potencia de los frutos negros y un fondo tostado que se mezcla con notas de roble muy fino. Viveza en boca, volumen y sabores concentrados. La cata muestra carácter y estructura, dejando paso a una textura carnosa. Clase y elegancia, buen potencial de guarda.

Más información en la web de la bodega.