Nota de cata: vino de color rojo frambuesa, corazón casi negro, con ribete granate, brillante. Lágrima teñida, lenta y gruesa. En nariz, es limpio y nítido, denotando complejidad y expresión de la uva Tempranillo. A la vez, destaca un amplio abanico de sensaciones de fruta fresca. También aparecen notas golosas de vainillas y minerales de piedra de sílex. Expresa con claridad el terruño del que procede. En boca es intenso, goloso y robusto. Con un ataque potente y voluminoso, presenta sensaciones de madurez. Largo y placentero. Retrogusto muy especiado y frutal.

Más información en la web de la bodega.