Nota de cata: Vino de color rojo cereza, capa media, aspecto limpio y muy brillante. En nariz destaca la elegancia por encima de todo. Es fresco, perfumado y frutal. Sobresalen los aromas característicos de las garnachas elegantes: fruta roja, sotobosque y golosinas de fresa a las que acompañan notas de marcada mineralidad. No aparece sobremaduración, domina el frescor. Fondo cremoso y de especias, complejo y expresivo. En boca tiene buen volumen y es de paso fácil, con acidez refrescante que vertebra al vino y taninos que no empalagan. Sabor a uva. Largo, con postgusto muy frutal. Elegante y equilibrado.