El Cabernet Sauvignon, cultivado con mimo en nuestros viñedos de Enate hasta alcanzar la madurez óptima, ha desarrollado todo su potencial en este vino monovarietal de nariz intensa y muy afrutado donse resaltan los aromas de la uva (arándanos, frambuesa, pimiento). En boca presenta un ataque carnoso y pleno. Su equilibrada acidez hace de él un vino ágil y vivo. Su evolución en boca en magnífica, con un postgusto largo y sabroso en el que destacan los aromas varietales.

Más información en la web de la bodega.