Pre­sen­ta en co­pa un co­lor ce­re­za bri­llan­te lim­pio, con bor­de gra­na­te. En na­riz man­tie­ne la fres­cu­ra de la fru­ta, apre­cián­do­se la vai­ni­lla y los aro­mas más em­ble­má­ti­cos del ro­ble tos­ta­do. En bo­ca es se­do­so y per­sis­ten­te pre­sen­ta­do sa­bo­res es­pe­cia­dos bien ensamblados.

Ver­sá­til y fá­cil de ma­ri­dar con car­nes, pes­ca­dos, que­sos o ibé­ri­cos.

Más información en la bodega.