Alión es un vino sólido, máxima expresión de la uva tinto fino madurada al sol y vinificada con inteligencia. El color es concentrado, oscuro, pero con el borde luminoso y seductor, propio de sus pocos años de juventud pero sazonado en la madera. El aroma se revela con una intensidad poco frecuente en los vinos de la Denominación Ribera del Duero. Aparecen los matices torrefactados de la uva y los tostados de maderas de lujo. Al paladar, los taninos dulcificados de la fruta negra concentrada se combinan con los taninos dulces y cremosos del roble francés. Es sabroso, potente, carnoso, con un despliegue de matices verdaderamente sugestivo.